Casas Pasivas: 8 razones de por qué son el futuro

Acá te daremos todas las razones por las que estas casas causarán furor en un futuro muy cercano

Las edificaciones que verás a continuación son una novedosa propuesta ecológica orientada hacia el ahorro y la relación amable con el entorno natural que nos rodea.

Alrededor de los años 80 en las escuelas de arquitectura, se adopta este concepto de casas pasivas, que acompañadas de un diseño de alto estándar, la característica fundamental y principal es que generan su propia energía obteniéndola de lo que se encuentra a su alrededor, una construcción inteligente que busca suministros en el mismo terreno en el que se encuentra.

  • Reducen de manera importante las emisiones de carbono

1

Estas modernas casas no sólo son una invención arquitectónica sino también científica, puesto que están diseñadas para disminuir la emisión de carbono y esto lo logran ya que se construyen en ubicaciones estratégicas para poder ahorrar hasta un 90% de energía en calefacción, una cantidad importante si pensamos en el impacto ambiental. Entonces de esa manera, le damos una mano al planeta tierra y nos sintonizamos con la madre naturaleza.

  • Cada vez dependen menos de la red de electricidad

2

Están abastecidas de equipos que generan energía, ya sean paneles solares y/o molinos de viento lo que permite una parcial o en ocasiones total independencia de la red de electricidad. Esto garantiza el funcionamiento del hogar en cualquier momento y situación, desde lo más cotidiano hasta lo más extremo que sería un desastre natural, en cualquiera de estas dos situaciones la casa contaría al menos con luz y calefacción para la tranquilidad de sus habitantes.

  • No hay sonidos molestos

4

El material con el que construyen estas casas viene además con una característica especial, ya que los muros que se utilizan para conservar el calor dentro del hogar al mismo tiempo aíslan el sonido del exterior y tomando en cuenta el poco uso de gas y red eléctrica, tenemos como resultado un apacible lugar de encuentro en silencio y serenidad.

  • Es posible obtener beneficios tributarios al tener una

3

Como el tema del medio ambiente está muy presente en la actualidad, en ciertos países se recompensa de alguna manera tener una casa de este tipo, manifestándose el gobierno con beneficios tributarios, asignando el porcentaje de beneficio de acuerdo al territorio en donde está ubicada. Buenísima iniciativa para incentivar y apoyar al ciudadano común.

  • Sus comodidades sorprenden

5

En general estas casas cuentan con un diseño minimalista en el interior, lo que hace un hogar más confortable, con un espacio acogedor y cómodo. Y si observas en las fotografías, no reemplazarás el estilo ni la vanguardia por la comodidad y la ecología ya que todo eso viene en un solo paquete.

  • Perdura en el tiempo debido a su notable calidad

6

Debido a que están construidas con materiales de gran calidad si las casas están certificadas por el instituto Passivhaus, perduran a través del tiempo resistiendo sin problemas las inclemencias del clima. Los materiales que se utilizan y la colocación profesional de todas las piezas resultan en construcciones impecables. Teniendo como ejemplo de ello una de las primeras casas pasivas que ya tiene veintitrés años y sigue en perfectas condiciones.

  • Estas casas son una inversión

7

A pesar de que los precios de las casas pasivas son más altos que los de una común, el gasto que se hace al principio se recompensa luego con el gasto casi nulo de electricidad y todos los beneficios que aquello puede traer. En el fondo los materiales y construcción valen la pena siendo una inversión efectiva al momento de utilizar la casa.

  • Concientizan a las personas

8

Vivimos en una sociedad donde cada día más estamos conscientes de la necesidad de proteger nuestro medioambiente. Ya no podemos ignorar que el planeta tierra está sufriendo los desastres ecológicos causados por la contaminación del hombre. Es por eso que la idea de una casa amigable con el medioambiente va construyendo conciencia desde lo más íntimo de nuestros espacios personales hasta la colectividad. Como dicen, el cambio siempre empieza por casa.