Convierte las botellas de soda en increíbles casas de plástico reciclado

Construir tu propia casa puede ser un gran reto, pero si a eso le sumas el hecho de hacerlo con plástico reciclado, convierte el proceso en toda una aventura y a ti en un potencial héroe del medio ambiente.

Todos sabemos la importancia del reciclaje de nuestros desechos, sabemos que tenemos que reciclar para descontaminar nuestro planeta y así reducir enormemente la energía ocupada en la producción de materiales, es una información que se ha puesto en boca de todos gracias a los medios masivos de comunicación como la televisión y el internet. Pero muy pocos sabemos las genialidades que se pueden construir con nuestros desechos, como por ejemplo con una simple y común botella de plástico que desechamos en el tacho de la basura. ¿Te imaginarias viviendo dentro de muchas botellas de soda?, pues déjame contarte.

El PET o politereflalato de etileno, es el tipo de plástico que encontramos en una bolsa de supermercado, en una botella de bebida o en una silla, por dar algunos ejemplos. Es un material flexible, resistente a la degradación, liviano y relativamente barato de fabricar. Es el material perfecto para un mundo cada vez más dependiente del petróleo y por lo tanto de sus derivados, pero ¿qué hay con una de sus cualidades más sobresalientes, la “durabilidad y resistencia a la degradación”?, de qué sirve que la bolsa del supermercado o el envase desechable de soda pueda durar cientos de años sin degradarse, si solo los usamos unas cuantas horas y luego va a terminar a vertederos cada vez más atochados.

Pues bien, aquí yace la importancia y la innovación humana en el empleo del PET reciclado en algo tan distinto como una casa. Sí una casa. Si volvemos a sus propiedades como la resistencia, ligereza, impermeabilidad, resistencia a la putrefacción, propiedades aislantes y su excelente maleabilidad podemos tener un gran aliado en la construcción.

A continuación te mostraremos la elaboración de botellas rellenas con arcilla, para producir un resistente ladrillo con propiedades aislantes, térmicas y sonoras; que luego dan forma a las paredes de una casa.

1

Otro método no menos eficaz, pero sí más industrializado, es la reutilización de la resina para la construcción de paneles formando una estructura modular de plástico reciclado.

2

Está claro que el reciclaje no puede ser una moda, puesto que es una necesidad para la subsistencia humana en un planeta que cada vez se llena más de desechos plásticos, se debe crear conciencia y dejar atrás el abuso descomunal de materiales contaminantes.

Por lo tanto, es clave para todos nosotros emplear la condición que nos diferencia de los animales, la capacidad de razonar y solucionar los problemas con el uso del ingenio transformando los desechos en verdaderas obras de arte como estas.

3 4 5