Lo que construyó esta familia en su jardín cambiará tu forma de ver las piscinas

Construir una piscina en el jardín no necesariamente requiere el uso de grandes maquinarias ni un excesivo gasto de dinero, además, la nuevas piscinas son totalmente amables con la naturaleza y nuestro ecosistema y la estética natural de nuestro mundo.

No hay solución, quienes viven en grandes ciudades siempre han buscado y buscarán una conexión con la naturaleza que los acerque a la vida animal y silvestre. ¡Y qué mejor que una piscina ecológica para este propósito!

Cada vez es más visto en las azoteas de los grandes edificios de centros urbanos perfectos jardines con huertos y plantas. Algo similar pasa con las terrazas, que aunque en su mayoría pequeñas, se esfuerzan por hacer espacio a la madre naturaleza. Pero algo no habíamos visto hasta ahora y era el acto de transformar una piscina común y corriente en una piscina natural y sostenible.

piscina-natural-2

Pero ¿qué es una piscina natural?.

Las llamadas piscinas naturales no son más que construcciones formadas por plantas que generalmente se encuentran naturalmente en los estanques y que, por su disposición y cantidad, filtran el agua y proporcionan oxígeno al ambiente, por esto no será necesario el uso de cloro ni químicos usados en las piscinas tradicionales. Además, este tipo de construcciones se mimetizan con el terreno en que son edificadas, dándoles un aspecto de estanque, en el cuál pueden vivir perfectamente insectos y peces. Las piscinas naturales también son conocidas como biopiscinas, y las primeras fueron construidas en Australia.

Vea también: Construyó una piscina natural en su jardín, el resultado no lo podrás creer

 

biopiscina

En el siguiente video podremos ver y aprender cómo esta familia construyó la suya