Luego de ver el interior de esta casa rodante querrás renunciar a tu trabajo e irte de viaje por el mundo

Construir tu propia casa rodante es una gran solución al estrés del nuevo siglo. Tal fue el caso de esta pareja de enamorados quienes se sentían tan cansados de la rutina del día a día, que decidieron dar un giro radical a sus vidas. Renunciaron a sus empleos, abandonaron todas sus tareas y se echaron a la carretera en un viaje desde su casa rodante casera, fabricada por ellos mismos.

Seguro que tú también tienes un sueño sin cumplir todavía parecido al de esta pareja, ¡el sueño de recorrer toda una región a bordo de tu propia casa rodante! Aunque es muy cierto que no todos se atreven a hacerlo, o simplemente, las circunstancias de la vida se lo impiden. Ahora mismo te vamos a contar la increíble anécdota de estas dos personas que renunciaron a una vida e iniciaron otra muy distinta y muy gratificante.

Según lo que cuentan Jenna y Guillaume, todo empezó cuando conocieron aquello que llamaban “las casas diminutas”, se inspiraron inmediatamente e iniciaron con la suya propia. Después de sentirse muy cansados por tantos pagos y responsabilidades en su día a día (ya sabes, la universidad y el trabajo profesional), la salida que idearon fue simple: dejar todo atrás e iniciar una nueva vida “en el camino”.

Las metas que se pusieron fueron: construir una casa rodante pequeña, emprender un viaje en ella durante un año por toda Norteamérica y al mismo tiempo documentar todo con fotografías y escritos. Lo curioso es que se repartieron el trabajo, él tomaría las fotos mientras ella escribiría (la chica declaró que es lo que le apasiona).

Lo más curioso de todo es que este par de enamorados fabricaron la pequeña casa sin tener ningún conocimiento en construcción, comentan que su afán de cumplir su sueño y salir de la rutina fue lo que los impulsó a hacerlo. Comentan que “después de vivir una vida común y corriente con errores miles, decidimos echarlos a la carretera con nuestra propia casa rodante, y vivir en el camino sin dejar de ser un hogar”.

tiny-house-giant-journey-mobile-home-jenna-guillame-13

La experiencia es realmente alucinante, de hecho, ya han pasado 6 meses desde que estos dos decidieron cumplir su sueño y han recorrido más de 16mil kilómetros a bordo de su pequeña casa conociendo muchísimas personas. A continuación, compartimos contigo varias fotografías que Guillaume ha tomado durante todo este viaje.

Ambos vivían agotados por las deudas del día a día y el estrés laboral

tiny-house-giant-journey-mobile-home-jenna-guillame-24

Ella hizo realidad su sueño de la escritura y él el de la fotografía, todo en una diminuta casa rodante

tiny-house-giant-journey-mobile-home-jenna-guillame-1

Una pequeña casa + un viaje de un año por toda América del Norte + fotografías y escrituras

tiny-house-giant-journey-mobile-home-jenna-guillame-3

Aunque no tenían conocimientos en la materia, sus ganas de cumplir sus sueños ayudaron muchísimo en la construcción

tiny-house-giant-journey-mobile-home-jenna-guillame-5

Y no sólo fue una construcción, ni tampoco una vivienda, ¡fue un hogar con toda la definición de la palabra!

tiny-house-giant-journey-mobile-home-jenna-guillame-7

Y sin más, la pareja decidió echarse a la carretera durante largos meses en su pequeña casa rodante.

tiny-house-giant-journey-mobile-home-jenna-guillame-6

Todo esto los llevó a recorrer más de 16mil kilómetros en toda Norteamérica. Sin duda alguna, un viaje increíble.

tiny-house-giant-journey-mobile-home-jenna-guillame-18

 

tiny-house-giant-journey-mobile-home-jenna-guillame-12

tiny-house-giant-journey-mobile-home-jenna-guillame-11

tiny-house-giant-journey-mobile-home-jenna-guillame-8

tiny-house-giant-journey-mobile-home-jenna-guillame-9

tiny-house-giant-journey-mobile-home-jenna-guillame-22

tiny-house-giant-journey-mobile-home-jenna-guillame-15

tiny-house-giant-journey-mobile-home-jenna-guillame-19

 

 

Articulo escrito por Cultura divertida para MiCasayJardin