Su padré le tomó esta adorable fotografía. Pero al quitarle el zoom se llevaron una gran sorpresa

Los papás de esta niña la habían llevado a pasear al parque de diversiones, en donde como parte del espectáculo tenían a unos caballos Clydesdale, que es una raza muy atractiva y fuerte, con un temperamento tranquilo y amistoso. La pequeña, al verlos, quedó maravillada, y se acercó un poco más para contemplarlos de cerca, sin imaginar siquiera que muy pronto se convertiría en una sensación viral.

A la niña sencillamente le encantaron estos gigantescos animales, tanto que hasta los acarició maravillada. Luego de tocarlos por un rato, le pidió a su madre que por favor le tomara una fotografía con uno de ellos, el que le pareció más bonito.

La madre le pidió que se colocara adelante del caballo y que sonriera, a lo que la niña dibujó una muy ligera sonrisa. La niña sintió un movimiento detrás de ella, pero no le dio importancia. La madre tomó la foto y cuando vieron la captura de la cámara quedaron bastante impresionados.

Haz click aquí para ver la solución